todo el humor de Internet y del más allá
Solidarízate con Mari Carmen, que no ha podido acabar su casa de muñecas-palacio por culpa de los villanos de Planeta de Agostini. No hay derecho. Se merece la cama con dosel y el palacio de muñecas que siempre había deseado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *