todo el humor de Internet y del más allá

Señora vestida como su dálmata

Ahora tú eres el complemento del dálmata, que quede claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *