todo el humor de Internet y del más allá

Estamos muy acostumbrados a ver por la televisión programas de tatuajes, pero nunca lo hemos visto de tan de cerca y en slow motion, con una cámara que capta más fotogramas por segundo que una convencional. Es alucinante el impacto de la máquina y la tinta que se lleva la piel. ¡No me extraña que duela! Después de ver esto, ¿aún te quieres hacer un tatuaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *